El Efecto Dunning-Kruger descubriendo a incompetentes

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Tumblr0

El Efecto Dunning-Kruger es un sesgo cognitivo, según el cual los individuos con escasa habilidad o conocimientos sufren de un efecto de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, incorrectamente midiendo su habilidad por encima de lo real.


ImagenRecorte001

 

Este sesgo, es atribuido a una inhabilidad meta-cognitiva del sujeto de reconocer su propia ineptitud. Debido a que su habilidad real debilitaría su propia confianza, ya que los individuos competentes asumen, falsamente, que otros tienen una capacidad o conocimiento equivalente al suyo.

 

“La pasión asociada a una discusión es inversamente proporcional a la cantidad de información real disponible.” Ley de la controversia de Benford.

El fenómeno fue demostrado en una serie de experimentos realizados por Justin Kruger y David Dunning, de la Universidad de Cornell (Nueva York, EE. UU.). Sus resultados fueron publicados en el Journal of Personality and Social Psychology de diciembre de 1999.

En relación a ella, David Dunning y Justin Kruger de la Universidad de Cornell concluyeron:

«Esa incompetencia les impide a su vez darse cuenta de la ausencia de esa habilidad en ellos mismos así como reconocerla en otros individuos.».

 

Las investigaciones confirman que el patrón de persona “incompetente e inconsciente de su incompetencia” se replica en situaciones de la vida real, no sólo en pruebas abstractas de laboratorio”.

“Uno de los dramas de nuestro tiempo está en que aquellos que sienten que tienen la razón son estúpidos y que la gente con imaginación y que comprende la realidad es la que más duda y más insegura se siente”. Bertrand Russel

 

Kruger y Dunning investigaron cierto número de estudios previos que tendían a sugerir que en diversas habilidades como la comprensión lectora, conducción de vehículos de motor, y juegos como el ajedrez o el tenis, “la ignorancia frecuentemente proporciona más confianza que el conocimiento” (como dijo Charles Darwin). Su hipótesis es que, en una habilidad típica que los humanos poseen en mayor o menor grado:

  1. Los individuos incompetentes tienden a sobrestimar su propia habilidad.
  2. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer la habilidad de otros.
  3. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer su extrema insuficiencia.
  4. Si pueden ser entrenados para mejorar sustancialmente su propio nivel de habilidad, estos individuos pueden reconocer y aceptar su falta de habilidades previa.

CONCLUSIONES

El Dunning-Kruger nos enseña que antes de valorar la opinión de alguien negativamente hay que considerar la posibilidad de que no se de cuenta de que está errado porque psicológicamente no puede hacerlo.

Y eso nos lleva a otro problema: Los equivocados podemos ser nosotros y no ser conscientes de ello.

Porque este efecto nos sucede a todos en función de cada habilidad.

Es decir, alguien puede ser un experto en un tema o el más capaz del mundo en una determinada habilidad, y sin embargo no estar capacitado para darse cuenta de que no lo es en otros temas o habilidades.

En todo caso, cuando hay una divergencia seria que impide avanzar, siempre hay que tener en cuenta que se puede estar produciendo y actuar en consecuencia.

disenosocial-Dunning-Kruger-equivocado-internetSe trata de comprender que probablemente es un tema de formación. Hay que formar al individuo tanto para que pueda entender el problema como para que se dé cuenta de verdad de que antes no lo entendía.

Son dos las soluciones que se proponen para evitarlo en equipos de trabajo: No conformarse sólo con el propio juicio sobre un tema. No olvidemos que si no estamos preparados para tomar la decisión tampoco estaremos preparados para darnos cuenta de que no lo estamos.

El consejo es apostar por la formación continua y de calidad para mejorar el conocimiento del capital humano y la capacidad para reconocer las carencias propias que tenemos que solucionar.

En todo caso, saber que existe nos debe enseñar a ser humildes. A saber que en nuestro cerebro hay algo que nos lleva en ocasiones a ver con total nitidez que estamos en posesión de la razón en un tema y sin embargo tratarse de una ilusión.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Tumblr0

Etiquetas: , , , , Filled Under: Sin categoría Posted on: 27 June, 2016

5 Comments on “El Efecto Dunning-Kruger descubriendo a incompetentes”

  • Liza

    10 julio, 2016 at 4:57 pm

    Your answer lifts the innctligelee of the debate.

  • Koyie

    10 julio, 2016 at 5:05 pm

    The paragon of unnsaetrndidg these issues is right here!

  • Tibbie

    10 julio, 2016 at 5:29 pm

    That’s a smart answer to a diuifcflt question.

  • Jose Ignacio Fernandez del Campo Aguado

    16 enero, 2017 at 7:06 am

    I would say, and with the risk of been mistaken, that all of this resides in the core of every single person… which is the “EGO”… we as conscious beings are always drifting between:

    1. “what we think we are” (Internal)
    2. “what the people thinks we are” (External)
    3. “what we think the people thinks who we are” (internal)

    For me these are the 3 cognitive perceptions or realities that move us daily, and the ideal situation would be that the result of those 3 are identical, which is practically imposible especially because the second is out of our cognitive boundaries and we just are able to perceive it if the other 2 internal ones allow us to be receptive enough.

    But the main issue resides on the fact that because we sometimes fall and stay for long periods into one of these realities most of the times either blinding us or confusing us… which keeps our internal conflict alive, and this is the “muse” of the art of the internal necessity of expression which actually make us different (at the moment) from machines.

    Resuming, what I meant is that if one is aware of this instability, it allows you to understand your limitations and greatness, and also on others, but because this usually is not the case we need your mentioned “Dunning–Kruger effect” to justify the lack of auto-acknowledgment.

    But again… I could be completely wrong on my assumptions… who really knows…

    Sigue haciendo bien viejo amigo… el tiempo nos hace más duros, pero seguimos soñando como cuando éramos niños… jejeje…

    Un abrazote,

    Jose Ignacio.

  • anizenire

    2 marzo, 2017 at 2:01 pm

    Way awesome! Some really valid items! I appreciate you composing this article as well as the rest of the web-site is also top notch.

  • Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *